Saltar al contenido

Jubilación Parcial

La jubilación parcial es una gran opción si deseas cobrar una pensión mientras trabajas y recibes un sueldo, además de reducir tu jornada laboral. ¿Qué más se puede pedir? Entérate sobre como acceder a este tipo de jubilación, sus requisitos, como hacer la solicitud y más información. Comprenderás por qué la jubilación parcial es cada vez de mayor interés. ¡Allá vamos!

¿Qué es la Jubilación Parcial?

La jubilación parcial es cuando un trabajador recibe una parte de su pensión de la jubilación mientras continúa cobrando un sueldo por su actividad laboral.

No obstante, si eres un jubilado parcial ya no podrás trabajar a jornada completa; tienes que firmar un contrato a tiempo parcial con la empresa.

Esta medida supone rebajar tus horas de trabajo de al menos un 25% o puede ser también del 50% si se trata de un contrato de media jornada. Sin embargo, en algunos casos también puede llegar al 75%.

Hay que tener en cuenta que existen diferentes requisitos y características para los dos tipos de jubilación parcial que existen: con o sin contrato relevo. Abajo te lo explicamos con todo detalle.

Cuantía de la pensión de la Jubilación Parcial

En la jubilación parcial nunca se va a ingresar el 100% de la jubilación ordinaria a la que tendría derecho, será un porcentaje menor. Vale, pero… ¿Cuánto se cobra en la jubilación parcial? Pues básicamente hay que calcularlo en base de las cotizaciones del trabajador y del porcentaje de la nueva jornada laboral que ha realizado.

Requisitos para la Jubilación Parcial

Bien, una vez que tienes claro lo que es la jubilación parcial vamos con los requisitos. Hay que señalar que se aplican de dos formas: con contrato relevo o sin contrato relevo.

¿Qué diferencia hay y que requisitos exige cada uno?

Sin contrato de relevo

Este tipo de contrato se refiere cuando el empresario NO ha contratado a otro trabajador que haga la parte del trabajo que el pensionista realiza ahora a tiempo parcial. No es necesario que tengas que haber estado anteriormente con un contrato a tiempo completo ni tener antigüedad en ninguna empresa. Los requisitos son:

  • Cumplir con la edad de la jubilación ordinaria acorde a los años cotizados. En 2022, la edad está en 65 años si se ha cotizado 37 años y 3 meses o más, y de 66 y dos meses en el caso de que se haya cotizado menos.
  • El horario de trabajo del solicitante debe reducirse de un mínimo de 25% a un máximo de 50%.
  • Es necesario haber cotizado durante los 15 años, dos de los cuales deben estar comprendido en los últimos 15 años.

Con contrato de relevo

Cuando hay un contrato relevo es cuando el empresario SI ha contratado a un empleado para cubrir las horas de la actividad laboral del pensionista. Los requisitos son:

  • Tener al menos seis años de antigüedad en la empresa.
  • Haber tenido anteriormente un contrato de jornada completa, aunque se permite los trabajadores a tiempo parcial cuyo tiempo de trabajo es equivalente en días teóricos al de un trabajador a tiempo completo.
  • En el caso de mutualistas, es de 60 años (o incluso 61 si se le puede aplicar la ley antigua). En cambio, para el resto de trabajadores activo en 2022, la edad es de 63 años si han acumulado 33 años de cotización (o 30 en una situación especial). Para la gente que hayan cotizado un mínimo de 35 años y 3 meses en 2022 si podrán jubilarse de manera parcial a los 62 años de edad.
  • Si el empleado cuenta con una discapacidad igual o superior al 33% el tiempo de cotización obligatorio para la jubilación parcial se reduce a los 25 años. Ahora bien, para solicitarla, hay que esperar a cumplir la edad de la jubilación ordinaria.
  • El contrato relevo, salvo que sea indefinido, debe tener una duración igual al tiempo que falta para que el jubilado parcial llegue a la edad de jubilación normal (ordinaria). A su vez, la jornada del trabajador relevista tiene que ser igual a la reducción de jornada que se acuerde con el jubilado al que sustituye.
  • Respecto a la disminución de la jornada laboral del jubilado, será entre el 25% y el 50%. Aunque puede reducirse hasta un 75% si el contrato del nuevo trabajador es de jornada completa y tiempo indefinido.
  • La base de cotización no puede ser por debajo del 65% de la media de la base de los últimos seis meses teniendo en cuenta la base reguladora de la pensión del jubilado.

¿Qué hacer para solicitar la Jubilación Parcial?

La solicitud para la jubilación parcial tienes que entregarlo en el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). En el caso de que seas un trabajador que se encuentra en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar, tienes que entregarlo en el Instituto Social de la Marina (ISM) y no olvides señalar la fecha de finalización de la actividad laboral o, si se diera, la fecha del inicio de una nueva reducción de horario.

Solicitar estos documentos son parecidos a los de la jubilación normal (ordinaria), pero con algunos documentos más.

Recuerda que para solicitarla debes de hablar con la empresa para poneros de acuerdo sobre tu nueva decisión. Una vez hablado, la empresa tendrá que cambiarte el contrato a parcial, en caso de que no lo tengas, y facilitarte los papeles que necesitas.

Una vez tengas todo listo, hay que entregar los siguientes documentos:

  1. DNI o pasaporte.
  2. Certificado de la empresa en el que figure tu vinculación con la compañía y los del trabajador relevista, si hubiera un contrato relevo.
  3. Formulario de solicitud de jubilación (se puede descargar en la web de la Seguridad Social).
  4. En caso de discapacidad presentar el certificado.
  5. En el caso de no haber alcanzado el mínimo de cotización, pero si sumas lo que cotizaste en el Servicio Militar o en la Prestación Social Sustitutoria si llega, deberás acreditarlo.

¿Por qué no solicitarla si eres autónomos?

Actualmente, los autónomos no tienen la posibilidad de acceder a la jubilación parcial porque no se ha llevado a cabo un desarrollo normativo adecuado.

¿Cómo calcular la jubilación parcial?

Calcular la pensión de la jubilación parcial es muy sencillo, sigue estos pasos y lo sabrás en nada. Lo primero que debes de saber es cuanto te pertenecería por la jubilación ordinaria. Puedes calcularlo a mano en función de las bases de cotización. ¿Quieres obtener el tuyo? Consíguelo aquí.

En el caso de que te jubiles en 2022 tienes que sumar las bases de tus últimos 24 años cotizados, que son 288 en meses, y el resultado, dividirlo entre 336.

Para finalizar, añádele el porcentaje de las jornadas que te han reducido, y ese es el resultado de cuanto cobrarás en la jubilación parcial.

Ventajas e Inconvenientes de este tipo de Jubilación

Como todo en esta vida tiene sus pros y sus contras, y en la jubilación parcial no iba a ser menos. Te presentamos cuales son:

Ventajas

  • Te permite cobrar la pensión y realizar tu actividad laboral recibiendo un sueldo al mismo tiempo. Además, la jornada de trabajo son menos horas.
  • Al contrario que la jubilación anticipada, la cantidad de la pensión no varía dependiendo de la edad.
  • Para la empresa puede ser bueno porque puede contratar a otro trabajador sin necesidad de despedir a nadie.
  • A la empresa le permite un gran ahorro en las cotizaciones.
  • La pensión no puede ser menor que los jubilados que reciben la pensión completa mínima.

Inconvenientes

  • El sueldo se reduce entre el 20% y el 50% del salario total del empleado.
  • El acceso a este tipo de jubilación parcial no es fácil a causa de los requisitos de los años cotizados y de la edad que son necesarios.
  • Para el Sistema Público de Pensiones le implica un coste elevado debido a que no se aplican en estos casos los coeficientes reductores.

Diferencia entre Jubilación Parcial, Activa y Flexible

A continuación, verás las diferencias entre la jubilación parcial, activa y flexible, ya que la gente que las puede confundir. Pero para eso estamos nosotros aquí para que no te quede ninguna duda.

¿Qué diferencias hay entre los diferentes tipos?

Jubilación Activa

La jubilación activa y la parcial se diferencian en varios aspectos. El primero es que al contrario de la parcial, la jubilación activa, el jubilado no es necesario que cuente con un contrato parcial, por lo cual si puede realizar su labor a jornada completa. También hay que añadir que en la parcial, el jubilado cobra su salario en función al porcentaje de las horas que a trabajado, cosa que en la activa no pasa.

No obstante, si optas por la jubilación activa debes tener en cuenta que los contratos de relevo no influyen para nada, aunque ocurre todo lo contrario si tratamos una jubilación parcial.

Por otra parte, en la jubilación activa si pueden acceder los autónomos.

Jubilación Flexible

A diferencia de la parcial, en la jubilación flexible sólo se puede solicitar cuando ya has dejado tu trabajo, te has jubilado y cobras una pensión. En la jubilación parcial ocurre todo lo contrario. Mientras está trabajando y recibiendo un salario, al mismo tiempo está jubilado recibiendo también sus ingresos que le corresponde.

Sin embargo, en la jubilación flexible la jornada solo se puede reducir al 50%, en cambio, en la parcial se puede recortar hasta un 75%.

Explicación de la Jubilación Parcial en Vídeo

Preguntas Frecuentes

Son muchos los usuarios que se preguntan en Google, diferentes cuestiones sobre la jubilación parcial y nosotros hemos seleccionado las mejores preguntas y las hemos respondido, tienes toda la información aquí abajo:

¿Quién puede acceder a la Jubilación parcial?

Por regla general, solo pueden solicitar la jubilación parcial cualquier trabajador por cuenta ajena, trabajadores societarios o los que pertenezcan a una cooperativa y además, reúnan las condiciones establecidas y cumplan los requisitos que se exigen en el reglamento para cobrar la pensión correspondiente a este tipo de jubilación.

¿Cómo funciona la Jubilación parcial?

En la jubilación parcial, se recibe únicamente una parte de la pensión de la jubilación ordinaria. Una vez que se solicite la jubilación ordinaria, la jubilación parcial acaba.

¿Cuántos años se tienen que cotizar para cobrar la jubilación parcial?

Los años cotizados necesarios para tener derecho a una pensión de jubilación parcial cambia en función de las circunstancia de la profesión. En el caso de que no exista un contrato relevo, se requieren 15 años de cotización. Pero dos de los 15 años de cotización haberse realizado en los últimos 15 años antes de presentar la solicitud de la jubilación parcial.

¿Qué beneficios tiene un contrato de relevo?

Con el contrato relevo las empresas tienen el derecho de una rebaja de la cuota empresarial en la Seguridad Social de 500 euros al año (41,67 euros al mes), por tres años.

¿Cuándo termina la jubilación parcial?

Para que la jubilación termine puede ser por los siguientes motivos:

  1. El jubilado haya fallecido.
  2. En caso de que el contrato a tiempo parcial finalice, a no ser que se tenga derecho a una prestación por desempleo u otras retribuciones que sustituyan a las existentes en el caso anterior.
  3. El reconocimiento de la incapacidad permanente no es compatible.
  4. Reconocimiento de la jubilación ordinaria o anticipada a través de cualquiera de las formas establecidas por la ley.

¿Cómo se computan los contratos a tiempo parcial para la jubilación?

Los días cotizados a tiempo parcial se suman igual que los de a tiempo completo. Por ejemplo, si tienes un porcentaje del 95%, cobrarías 950 euros al mes.

¿Cómo computan los días trabajados a tiempo parcial para el desempleo?

Cuando hablamos de una pérdida de trabajo a tiempo parcial, el ingreso máximo o mínimo depende las horas que has trabajado dentro de los últimos 180 días que has cotizado, respetándose la retribución correspondiente al promedio teniendo en cuenta los días cotizados por cada empleo a tiempo parcial o completo.

¿Cómo pasar de jubilación parcial a total?

Se puede pasar de la jubilación parcial a la total cuando alcances la edad legal de jubilación, mediante la presentación de una nueva solicitud de cambio de estatus en la Seguridad Social. También podrás recurrir a la jubilación anticipada siempre y cuando reúnas los requisitos.

En Resumen…

La jubilación parcial es una solución muy favorable para la empresa, porque en el caso de que haya un contrato relevo, permite contratar a un nuevo empleado a la vez que puede aprender de la persona jubilada parcialmente. También para el trabajador es un punto a favor, ya que podría estar en paro. Otro factor positivo es que el pensionista trabajaría menos horas y disponer de más ratos libres para disfrutar de la familia, amigos o nietos.

Configuración